images

El Instituto de Biología Integrativa de Sistemas (CSIC-UV) ha publicado en la revista Med los primeros resultados de tratamientos de fagoterapia utilizando viales terapéuticos producidos en España. Este avance ha sido posible gracias a la colaboración entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Universitat de València, el Centro de Terapia de Fagos de Yale (EE.UU.), el Hospital Universitario La Fe de València y el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

El tratamiento, que utiliza fagos para combatir infecciones bacterianas multirresistentes, ha sido desarrollado completamente en el I2SysBio y ha recibido la aprobación de la AEMPS para su uso compasivo. Este estudio representa un avance significativo en el campo de la fagoterapia.

El problema de la resistencia bacteriana

Las infecciones causadas por bacterias resistentes a los antibióticos siguen siendo una preocupación importante para el sector sanitario. La OMS estima que para 2050, la resistencia bacteriana podría causar 10 millones de muertes al año a nivel mundial. Este problema es especialmente crítico para pacientes con fibrosis quística, quienes padecen infecciones bacterianas recurrentes en los pulmones.

Siguiendo un protocolo desarrollado por el Grupo de Virología Ambiental y Biomédica del I2SysBio, liderado por la investigadora Pilar Domingo Calap, se han producido los primeros viales de fagos en España. Hasta la fecha, se han realizado una decena de tratamientos con resultados positivos en la mayoría de los pacientes, incluyendo dos casos publicados en Med, realizados en los hospitales de València y Sevilla. Estos pacientes con fibrosis quística presentaban infecciones respiratorias causadas por Staphylococcus aureus y/o Pseudomonas aeruginosa.

Tolerancia y respuesta inmunitaria

Los tratamientos fueron bien tolerados y no generaron efectos secundarios, aunque se detectaron anticuerpos neutralizantes contra los fagos terapéuticos en todos los casos. A pesar de esto, se observó una reducción de la infección y una mejora clínica en uno de los pacientes. Este trabajo ha demostrado por primera vez la aparición de anticuerpos dirigidos a los fagos tras terapias nebulizadas, lo que sugiere la capacidad de estos tratamientos para inducir una respuesta inmunitaria incluso en terapias de corta duración.

La falta de ensayos clínicos y protocolos estandarizados ha dificultado la implementación de la fagoterapia en hospitales. La aprobación de estos tratamientos por la AEMPS es compleja y se limita a pacientes en estado crítico. Futuros ensayos clínicos serán esenciales para evaluar su efectividad y validar su uso en una población más amplia.

De este modo, el grupo de investigación dirigido por Pilar Domingo aboga por el uso de terapias personalizadas para evitar la generación de anticuerpos no deseables contra posibles fagos terapéuticos.