images

El director general de Asistencia Sanitaria del SESCAM, Ibrahim Hernández, ha afirmado que el ictus es un “desafío crucial” para Castilla-La Mancha debido a la dispersión de la Comunidad Autónoma. A pesar de las mejoras recientes en la atención a esta enfermedad, es necesario seguir enfocando esfuerzos para reducir tanto su incidencia como su mortalidad. Hernández ha enfatizado la importancia de tratar el ictus con los mejores estándares de calidad.

El ictus es una enfermedad donde la rapidez en la respuesta es esencial; cada minuto es vital para maximizar las posibilidades de recuperación y minimizar las secuelas. Hernández ha subrayado que la respuesta rápida y eficaz es crucial en la atención a esta patología.

Jornada sobre ‘Código Ictus’

Durante la jornada sobre Código Ictus en Castilla-La Mancha, celebrada en Alcázar de San Juan, cerca de un centenar de profesionales sanitarios se reunieron para conocer el procedimiento de actuación coordinado para la atención del paciente con Código Ictus. Este evento sirvió para analizar y optimizar el protocolo de actuación ante esta emergencia sanitaria.

Hernández destacó que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha desarrollado una gran capacidad diagnóstica, incorporando tecnología avanzada en radiodiagnóstico y procesos que permiten a todos los hospitales de la región iniciar rápidamente un tratamiento definitivo. La comunidad cuenta con unidades de referencia en los hospitales de Albacete y Toledo, donde se realiza la trombectomía mecánica, además de siete centros hospitalarios que ofrecen tratamiento integral, comenzando con la activación del Código Ictus, una prueba de imagen y el tratamiento trombolítico intravenoso.

Coordinación y protocolo de emergencia

El Código Ictus coordina el servicio de emergencias extrahospitalarias con todos los centros encargados de tratar a los pacientes con ictus para su diagnóstico y tratamiento definitivo. Este protocolo asegura una atención urgente y adecuada, movilizando recursos de emergencia para minimizar el daño cerebral y optimizar los resultados del tratamiento.

El coordinador del Código Ictus en la región, el doctor Óscar Ayo, presentó los datos actuales y las posibles acciones de mejora en la estrategia para asegurar que los pacientes reciban tratamiento con mayor inmediatez. Subrayó que “cada minuto cuenta” en la atención del ictus para maximizar la recuperación y minimizar las secuelas, destacando la necesidad de un sistema de atención ágil y coordinado.

Formación y evaluación

La jornada incluyó talleres prácticos y sesiones formativas impartidas por expertos de varios centros regionales, como el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete y el Hospital General Universitario de Ciudad Real. Estas actividades permitieron a los participantes mejorar sus habilidades y conocimientos en la atención al ictus, desde la fase extrahospitalaria hasta el manejo post-agudo en las Unidades de Ictus.

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través del SESCAM, reafirma su compromiso con la excelencia sanitaria en la atención a las patologías más prevalentes y tiempo-dependientes. Promueve eventos formativos y evaluadores para mejorar la respuesta ante emergencias sanitarias como el ictus, garantizando una atención ágil y de calidad para todos los ciudadanos de la región.