images

El Hospital Virgen del Rocío ha sido autorizado por la Aemps para utilizar piel humana artificial por primera vez en España. Hasta el momento, esta terapia se ha aplicado a 18 pacientes, incluyendo a Álvaro Trigo, quien sufrió quemaduras en el 63% de su cuerpo.

Tras sufrir quemaduras graves, los pacientes enfrentan numerosas limitaciones y precauciones que afectan su vida cotidiana. Para Álvaro Trigo, estas dificultades se han mitigado gracias al tratamiento con piel artificial, permitiéndole llevar una vida normal. La terapia, conocida como "piel humana obtenida por ingeniería de tejidos", ha sido desarrollada y aplicada de forma pionera por el Hospital Virgen del Rocío.

Se han fabricado 12 metros cuadrados de piel artificial

La consejera de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, Catalina García, presidió la presentación de este avance, subrayando los numerosos beneficios terapéuticos de la piel artificial. Según García, este tratamiento facilita la cicatrización rápida y eficaz de heridas, reduce el riesgo de infecciones, proporciona una barrera protectora que disminuye el dolor y mejora la comodidad del paciente, además de mejorar los resultados estéticos y funcionales, minimizando la formación de cicatrices y contracturas.

Para obtener la autorización de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, el Hospital Virgen del Rocío, en colaboración con la Red Andaluza de Diseño y Traslación de Terapias Avanzadas de la Fundación Progreso y Salud, elaboró un dossier de registro completo. Este documento incluye todas las etapas del desarrollo del medicamento, desde la investigación básica hasta la vigilancia de la seguridad y la farmacovigilancia, garantizando la calidad, seguridad y eficacia del tratamiento.

Supervisión y seguridad del tratamiento

La Unidad de Farmacología Clínica del Virgen del Rocío supervisa la seguridad del uso de este tratamiento junto con la Red Andaluza de Diseño y Traslación de Terapias Avanzadas. Los profesionales de la Unidad de Cirugía Plástica y Grandes Quemados son responsables de aplicar este innovador tratamiento.

La Unidad de Grandes Quemados del Hospital Universitario Virgen del Rocío es un referente en el Sistema Nacional de Salud (CSUR) para el tratamiento de estos pacientes en España. Anualmente, atiende a más de mil pacientes de urgencias provenientes de toda Andalucía, Canarias, Ceuta, Melilla y parte de Extremadura. De estos, unos 130 quedan ingresados debido a la necesidad de curas prolongadas y varias intervenciones para regenerar piel sana. Este servicio cuenta con más de 50 profesionales.

El uso de piel artificial es el tratamiento más novedoso empleado por la Unidad de Grandes Quemados. Esta piel se fabrica en laboratorios públicos que cumplen estrictos estándares de calidad y seguridad (condiciones GMP, Good Manufacturing Practices). Desde 2016, se ha utilizado en 18 pacientes, incluyendo 6 menores, con cultivos de piel artificial personalizados.

Caso de éxito: Álvaro Trigo

Álvaro Trigo, uno de los casos de éxito, sufrió un accidente en 2018 que le causó quemaduras en el 63% de su cuerpo. Recibió tratamiento con piel humana artificial en el Virgen del Rocío, usando hasta 60 láminas de 12x12 cm. Purificación Gacto, directora de la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Plástica y Grandes Quemados, junto a Manuel Ginés Roldán, supervisor de Enfermería, explicaron la importancia de la piel como barrera protectora y el trabajo conjunto con la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital.