images

El Secretario de Estado de Sanidad, Javier Padilla, ha inaugurado hoy en el Ministerio la jornada “Protegiendo a los más jóvenes” con motivo del Día Mundial sin Tabaco 2024. Durante su intervención, Padilla subrayó la urgencia de equiparar legalmente las nuevas formas de consumo de tabaco con las tradicionales para evitar que los jóvenes empiecen a fumar. Además, destacó la importancia de la prevención y mencionó que la evidencia científica respalda la necesidad de implementar medidas como el empaquetado genérico para que fumar deje de ser considerado "sexy".

Padilla alertó sobre la creciente popularidad de las nuevas formas de fumar entre los jóvenes, quienes rechazan el cigarrillo tradicional pero encuentran atractivo el vapeo o el tabaco calentado. "Tenemos que ser claros: la industria que creó este problema no va a solucionarlo. No podemos confiar en la camorra para resolver el problema de la mafia en Italia", afirmó. El número dos del ministerio enfatizó la necesidad de limitar las nuevas formas de tabaco, ayudar a quienes ya fuman y crear más espacios libres de humo, con un enfoque especial en las personas jóvenes.

Día Mundial sin Tabaco: Proteger a la infancia

Este año, alineándose con el lema de la OMS para el Día Mundial sin Tabaco, “Proteger a la infancia” de la interferencia de la industria tabacalera, el Ministerio de Sanidad ha centrado su jornada en la protección de los más jóvenes. Estefanía García, subdirectora general de Promoción de la Salud y Prevención, presentó las líneas generales del Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo. García destacó la necesidad de este plan, ya que han pasado más de diez años desde las últimas modificaciones legislativas. El plan busca que España vuelva a ser pionera en la lucha contra el tabaquismo, con el objetivo de reducir la prevalencia del consumo de tabaco y la exposición ambiental a sus emisiones. El documento establece 5 metas y 23 objetivos específicos.

Entre las medidas destacadas en el plan se incluyen el empaquetado genérico del tabaco, la ampliación de los espacios sin humo, el acceso facilitado a tratamientos para dejar de fumar y las campañas de sensibilización. Susana Verdejo, jefa de la Unidad de Prevención y Control del Tabaquismo, hizo un breve repaso de los avances en las diversas líneas de actuación del plan, subrayando que ya es una realidad. Mencionó avances legislativos como la consulta pública previa sobre la reforma del Real Decreto 579/2017, que regula aspectos de la fabricación, presentación y comercialización de productos del tabaco.

Otros avances incluyen la vigilancia y control del cumplimiento de la normativa, la coordinación con instituciones y sociedades científicas, la formación de profesionales sanitarios y las actuaciones asistenciales para la cesación tabáquica. Además, anunció que a partir de junio estará disponible en el Sistema Nacional de Salud el genérico del fármaco Champix, una alternativa farmacológica para dejar de fumar.